Cáncer

2018

Junio – Agosto

9 espadasHa sido un año complicado y es imposible que no sientas temor e incertidumbre sobre lo que se avecina, como lo dice tu carta capital para este periodo, el nueve de espadas. Esta carta habla de temores sobe lo que vendrá, ya sea en tu vida o en la de tu familia. Es normal, más cuando has atravesado por momentos difíciles como los que han marcado este año. Pero no desesperes, las cartas también dicen que debes respirar profundo, tomar fuerzas y afrontar la realidad. Recuerda que el temor no sirve de mucho y el futuro todavía no existe, así que lo podemos modificar.

Sobre la salud en cambio el temor se ha disipado. Has hecho un compromiso contigo mismo de estar fuerte para lograr lidiar con las adversidades. Eso está muy bien, pero recuerda que no eres un súper hombre, así que toma descanso, come bien, saca algo de tiempo para divertirte y sobre todo limpia tus emociones. Un buen ejercicio consiste en desahogarte con un amigo, o escribir todo aquello que te trae triste, preocupado o afligido. Si es el caso llora escribiendo o contándolo, pero libera esos sentimientos.

En el dinero las cosas no marchan muy bien, muchas deudas y pocos ingresos han sido el común denominador de este año. En parte te has atiborrado de cosas por hacer y no te has enfocado en una fuente de ingresos fija y segura que te permita cubrir esos gastos y necesidades. Las cartas te recomiendan tomar la determinación de encontrar una fuente eficaz de dinero. Usa tu intelecto y tus cualidades. Un buen ejercicio este tiempo es cargar siempre una moneda de alta denominación en el bolsillo, y cada vez que la sientas visualizar en atraer el dinero a tu vida.

Por el lado del amor los tiempos difíciles sumados al temor al futuro te han hecho un poco fuerte de corazón, por lo cual estas un poco de mal humor, insensible e incluso con amarguras. Si andas con alguien, vale la pena que ablandes tu temperamento y dejes que ese cariño propio de tu signo irradie a tu chico. Consiéntelo, júntense a ver una peli y dale todo tu amor, verás como ambos se sienten mejor. Si en cambio andas soltero, procura que esa dureza de corazón no afecte a tus amigos y familia e incluso a chicos que quieran acercarse. Un buen ejercicio consiste en mirarte al espejo o tomarte una selfieen un momento dado y luego hacer otra sonriendo. Compáralas y verás cómo la sonrisa ilumina tu rostro.