Relaciones Prácticas

¡Bienvenidos a las relaciones prácticas! donde cada quien hace lo que quiere, como quiere, donde quiere, cuando quiere y con quien quiere, siempre y cuando yo no me entere.

¡Venga!  Que es muy fácil, firma aquí y ya está. Sin testigos ni ceremonias, cada quien en uso de sus facultades mentales (y sexuales) se compromete a follar a diestra y siniestra, sin distinción de tamaño, estatura o color, siempre y cuando no se enamore, que al fin al cabo es solo sexo y ya está.

Por los medios no te preocupes, que cada uno puede usar Grindr, Scruff, Tinder, Facebook, Instagram o Snapchat, que al final de cuentas para el fin deseado, a los mismos vas a encontrar.

Y si lo del compromiso no te va y los títulos prefieres evitar, la solución también vas a encontrar, pues las relaciones prácticas posan muy bien en sociedad como relación abierta, parche o amigos para estar:

“Vamos a la fiesta, vamos a cenar, a ti te llevo al cine y con mis papás; pero espérate me ducho, que al vecino me acabo de follar.”

 Testimonio real

¡Relaciones prácticas! Pero que lindas son, del primer mundo vienen a revolucionar, porque recuerda que solo es sexo y ya está, además nunca te vas a enterar.

“Amor, pide un domicilio que da pereza cocinar, invita también a ese chico del scruff que nos está hablando a los dos por igual, y si te parece luego vamos a caminar.”

Testimonio real

¡Relaciones prácticas! Son lo mejor, porque qué pereza tanto tiempo de lo mismo, porque tan rico que es cambiar, porque así ya no me siento mal cuando con otros me quiero acostar.

¡Recuerden! la fidelidad es un término de antaño, ahora se llama lealtad:

“¡Que claro hombre que te soy leal! te lo juro que cuando estés triste allí voy a estar, pero espera me ducho que al panadero me acabo de follar. “

Dramatizado

¡Relaciones prácticas! pero que modernas son, son pura tranquilidad, acaban con los celos y con el malestar. Si te has follado al amigo de mi primo, ¡pues no pasa nada!, porque por esa cama yo también he de estar.

Disponibles para todo público, excepto mojigatos, puritanos, romanticones o pterodáctilos que no se quieren modernizar.

*** NOTA FINAL ***

Yo prefiero las relaciones anti-prácticas, esas complejas en las que se discute, en las que se quiere con pasión y se entrega todo, mente, cuerpo y corazón.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s