Al Desnudo

Hoy hago una denuncia pública, vehemente, exacerbada y llena de pasión. Hoy quiero denunciar abiertamente a todos aquellos que se la pasan subiendo fotos de sus cuerpos desnudos, o semidesnudos, en las redes sociales. El día de hoy los denuncio, como seres humanos libres, orgullosos, hermosos. Y es que estoy hasta los mismos cojones de esa maldita retahíla rancia y mamerta, de quienes se la pasan criticando a estas hermosas criaturas que han hecho de sus cuerpos un templo y lo han exhibido a todo dar sin importar lo que piensen los demás.

La verdad es que hablo desde la experiencia propia. Claro que también he publicado fotos en bola, he puesto un montón de fotos mías saliendo de la ducha, en el gimnasio, sin camisa, “despertando”, diciendo “buenos días” en la cama. Y es que mi emoción no radica solo en sentirme identificado con los miles y miles seres humanos que, alrededor del mundo, se han quitado el tabú de mostrar sus cuerpos (semi) desnudos frente a todos. Mi emoción está también en darme cuenta que, en últimas, salir empeloto en redes sociales solo le importa al que publica sus fotos.

Si, te estoy hablando a ti querido personajillo contemporáneo. Al que señala a su amigo como “perra” por tomarse fotos sin camisa y subirlas al Instagram. A ti querido curador de Facebook que no concibe que una frase motivacional esté acompañada de una foto ligera de ropa. A ti, crítico de arte, que no toleras ver un (semi) desnudo acompañando mensaje artístico inspirado en una ruptura amorosa. Tú, querido internauta pseudomoralista del siglo XXI, que persigues falsas ideas y corres tras libertinos que atormentan tu mente prejuiciosa y puritana te digo: vive y deja vivir, que si no te gusta puedes seguir.

Y es que la cosa me lleva pensando desde la primera temporada de estas crónicas, porque siendo honesto, he escuchado un montón de personas hablar sobre el tema. Están los que dicen que es falta de autoestima ¿cierto? pues claro, porque la psicología del común dice: “Si no tiene autoestima, debe andar mostrando su cuerpo para que lo miren”. Otros más dicen que son unas “perras”, y lanzan arengas del tipo “como no quiere estar solo, si es que nadie lo va a tomar en serio por andar mostrando el culo en Facebook” (cito literal, que yo soy muy decente y no uso la palabra culo, yo digo cola) Luego también van los diagnósticos psiquiátricos expertos, del tipo “es un egocéntrico que solo se toma selfies”.

Y que está bien, puede que sea un desorden psicológico: falta de autoestima, egocentrismo desbordado, ausencia de afecto, nulo auto respeto, esquizofrenia millenial o trauma de la infancia. Pero en todo caso ¿A quién le importa? Si no le gusta no mire, opine si quiere, quéjese con su grupo de amigos, con su guía espiritual, su vecino, su colega de oficina, con su madre si es el caso, pero no juzgue, ¡que todos hemos mandado nudes*!

 

Continuará…

*Nudes o Send Nudes: La forma ingeniosa para denominar el intercambio de fotos en bola por redes sociales.

Foto: @Seres84

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s